El menor uso de fertilizantes por la crisis rebaja los nitratos del agua en la Ribera

Los técnicos ven una mejoría en las lluvias que diluyen las concentraciones y recargan los acuíferos

No hay mal que por bien no venga. La crisis agrícola, el aumento de las explotaciones abandonadas y, sobre todo, el menor uso de abonos y fertilizantes en los campos de cultivo ante la dificultad de hacer rentables las cosechas ha tenido un efecto beneficioso en las aguas subterráneas de la Ribera. La concentración de nitratos en el agua potable registrada en los últimos meses es menor que la de años anteriores. Lo han detectado los técnicos de Salud Pública del departamento comarcal.

[…]

Ahora sólo siete poblaciones superan los 50 miligramos por litro que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) como máximo recomendable. Algunas localidades superan esta cifra levemente como Alzira (51) o Algemesí (58). …

Més en Levante-EMV