Vecinos renunciarán a una VPO por el aumento del precio

El PP achaca la situación a la «mala información» del anterior gobierno del PSPV.

Un sueño truncado. Esto es lo que deben pensar los vecinos de Algemesí que renunciarán a una Vivienda de Protección Oficial (VPO) debido al aumento de su precio.

Según Vicent García, alcalde de Algemesí, son «25 personas las que no se quedarán con la vivienda debido a que no cumplían los requisitos necesarios o no tenían medios para pagar. También la marcha atrás de estas personas se debe a la actual crisis y a la inestabilidad económica que vivimos en estos momentos».

Cuando fueron promovidas en septiembre de 2006 tenían un coste «de 120.000 euros y en estos momentos el precio oscila entre 160.000 y 175.000 euros, una diferencia entre 30.000 y 35.000 euros más», garantizó Ciprià Teodoro, concejal del PSPV.

Mientras, García declaró que los pisos «tienen un precio entre 148.000 y 154.000 euros, en función de los metros que tenga cada vivienda. Además, cuentan con plaza de garaje y trastero».

Por su parte, uno de los adjudicatarios afirmó a LAS PROVINCIAS que no «me la voy a quedar porque es muy cara, no cuadra que sean viviendas protegidas».

Otro de los inconvenientes al que se enfrentan los futuros propietarios, elegidos por sorteo el pasado mes de julio, es que si deciden quedarse con un piso el próximo 11 de septiembre tendrán que abonar el 20% del precio de la vivienda

Més en Las Provincias.