Los antitaurinos solicitan la suspensión de la Setmana de Bous por maltratar a los becerros

Denuncian en Gobernación la crueldad con las reses y el incumplimiento del reglamento

La asociación de defensa de los derechos de los animales Libera solicitó ayer la supresión de la Setmana de Bous de Algemesí. Junto a la ya histórica reivindicación de la abolición de las becerradas cadafaleras, este grupo antitaurino pidió ante la Delegación del Gobierno y la Generalitat la suspensión de las novilladas y la corrida de toros previstas del 19 al 27 de septiembre ante los «continuos incumplimientos» de las leyes y normativas vigentes. Es más, el colectivo reclama que, en caso de probarse la concesión de los permisos de manera fraudulenta, se inhabilite tanto a los cargos públicos implicados como a los miembros de la Comisión Taurina que organiza los testejos.

El principal motivo de queja es la organización de las populares becerradas, espectáculos nocturnos en los que los aficionados participan en la lidia de una res. Libera lamenta «el maltrato animal que cada año tiene lugar en Algemesí durante la celebración de las becerradas cadafaleras», en las que, según detalla el colectivo con el apoyo de fotos y videos, «hay escenas de una crueldad extrema e innecesaria» motivada por la «falta de experiencia de los participantes y el grado de alcohol que los aprendices de torero llevan en el cuerpo».

Més en Levante-EMV.