Prados y Durán cortan un trofeo ante Fantonis con poco gas

Con unos pocos antitaurinos tratando de llamar la atencion, comenzó una nueva edición de la Feria de las Novilladas de Algemesí.

A los utreros de encaste villamarta, que la Casa Guardiola envió a Algemesi, les sobraron kilos y les faltaron fuerzas, y aunque casi todos desarrollaron nobleza, estuvieron exentos de calidad.

Los novilleros acartelados ayer demostraron tanta voluntad y ganas de agradar como bisoñez en el oficio.
Prados tuvo dos novillos de distinta condición. Probón y complicado su primero, y más manejable aunque muy agarrado al piso su segundo, a los dos los toreó de capa con soltura y, si ante su primero no terminó de confiarse debido a las complicaciones que le presentó, sería ante el cuarto cuando mas se pudo relajar, cuajando buenas series por el pitón derecho. Lo mejor, el espadazo con el que remató a éste, marcando todos los tiempos y echándose sobre el morrillo. La estocada, por si sola, merecía la oreja.

Més en ABC.es. També en Las Provincias: Algemesí da el pistoletazo de salida a la tradicional Semana Taurina i en Levante-EMV.