Hasta que llegó su hora

[…] Por otra parte, la hora de los recortes ha llegado a la tradicional feria de novilladas de Algemesí, donde la crisis provocó que su singular subasta de cadafales arrojara unas cifras muy inferiores a las obtenidas en años precedentes. Ello no va a conllevar que se reduzca el número de festejos programados, ya que la comisión va a aguantar el tirón con gallardía. Si bien, en esta ocasión, posiblemente se programen seis novilladas picadas y otras tres de promoción. Como antiguamente…

Més en levante-emv.com