Algemesí rehabilitará la fachada y el campanario de su Basílica tras detectar grietas

El alcalde afirma que se trata de una labor «preventiva» para evitar que haya desprendimientos.

La Basílica de San Jaime Apóstol de Algemesí se verá sometida a un proceso de limpieza y mejora general tras haberse detectado diversas deficiencias principalmente en la fachada del histórico edificio.

Vicent Ramón García Mont, alcalde de la ciudad, explicó que la ultima restauración «se realizó hace unos 20 años. Se lavó la cara a la Basílica. Ahora, después de este tiempo, en algunas zonas han aparecido fisuras y grietas».

Además, en la fachada han crecido arbustos, plantas e incluso una higuera, que en nada benefician al edificio. «Este verano ya quitamos varias, pero hoy (por ayer), los bomberos, acompañados del arquitecto municipal, han subido para conocer más de cerca el estado real tanto de la fachada de la basílica como del campanario».

Més en Las Provincias. També en el mateix diari: Construcción de un gran órgano.