A Iberdrola

Debemos denunciar la falta de respeto y rigor de la empresa Iberdrola. La historia comienza cuando a una familia numerosa compuesta de cuatro niños pequeños y la mujer embarazada, se les corta la luz sin previo aviso, con el frío que hace por las noches y sin poder acreditar con un correo certificado con acuse de recibo ni burofax ni nada de nada que puedan demostrar Iberdrola. Al parecer se debía un mes de luz, al día siguiente se pagó de forma inmediata dicho recibo y por cinco veces se tuvo que enviar un fax, porque al parecer el fax de Iberdrola lo recibía con poca tonalidad de color, a lo cual una vez más se llama por décima vez y parece que si se ha recibido.

Lo más sangrante aparte de la falta de respuesta, es que tuvimos que acoger en nuestra casa a toda esa familia. Señores de Iberdrola, no tienen vergüenza. Además pedimos al alcalde de Algemesí que exija responsabilidades en defensa de sus ciudadanos.

Més en Las Provincias.