La carretera de Polinyà a Alzira acumula 23 bandas sonoras en un kilómetro

Los vecinos muestran su indignación y piden que se rectifique la obra hecha esta semana.

Una auténtica odisea. Así se puede catalogar la obra que la empresa Franjuán está realizando en la carretera entre Polinyà de Xúquer a Alzira propiedad de la Diputación de Valencia. En algo más de un kilómetro de distancia, en concreto en 1.300 metros, los usuarios de la vía deben hacer frente a nada menos que 23 obstáculos de todo tipo.

El propio alcalde de la localidad de la Ribera Baixa, Vicente Navarro, fue uno de los primeros en sufrir, esta misma semana, los rigores de una carretera que se convierte en una pesadilla para quienes deben conducir desde la Ribera Baixa hasta ciudades como Alzira. …

Més en Las Provincias. En el mateix diari: Respuesta de la diputación: «Si hay algo que está mal hecho,se corregirá».